Corrientes, naturaleza y cultura en un solo lugar

Por Magdalena Ordoñez

Miércoles, 18 de Setiembre de 2019 - 12:01 hs

El turismo en la provincia de Corrientes tiene la particularidad de poder combinar paisajes con religión, turismo rural, actividades deportivas y mucha historia. Ubicada en la zona subtropical sin estación seca, está sometida a constantes precipitaciones, por lo que tiende a ser muy húmeda. Sus temperaturas varían entre los 11 y los 23 grados durante el año, y superan los 30 acercándose al verano, que es muy caluroso. La temporada invernal es la mejor para conocer sus campos, sus esteros y sus ciudades. Un recorrido realmente imperdible.

 

0585602249264008_1.jpg

 

Las aerolíneas low cost tienen acceso a Corrientes por una tarifa de 4 mil pesos ida y vuelta como promedio. Otra opción es ir por tierra, en un viaje de aproximadamente diez horas desde Buenos Airs, bordeando gran parte del Río Uruguay. Durante el mismo, se puede hacer escala en Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Concordia, CuruzúCuatiá, Mercedes, Felipe Yofré, entre otras localidades pintorescas, hasta llegar a la capital correntina.

 

tr_5.jpg

 

Mirá también

La Argentina es el destino más elegido por las latinoamericanas que viajan solas

 

La provincia fue fundada en 1588 por Alonso de Vera y Hernandarias Saavedra, con el nombre de San Juan de la Vera de las Siete Corrientes. Región habitada por los guaraníes, hoy sigue marcada por su cultura e idiosincrasia. Años más tarde, con la llegada de los jesuitas, se fundaron localidades como Yapeyú, donde años más tarde nacería Don José de San Martín, La Cruz, San Carlos, Santo Tomé, entre otras. En el templete sanmartiniano de Yapeyú se sigue conservando el mobiliario y accesorios de la casa del Libertador de la Argentina. Otro lugar que encierra mucha historia es el Camino de Belgrano, el cual cruzó el General con su ejército y fundó la ciudad de CuruzúCuatiá.

 

soy-y-playa_9.jpg

Las costumbres correntinas se basan en una marcada cultura autóctona. Por un lado, se encuentra la figura del gaucho correntino, hábil jinete y domador de caballos, que invita a conocer las grandes estancias para pasar un día envuelto en las tradiciones del campo local. Su arquitectura está conformada por inmensos espacios verdes, galerías que rodean el casco principal, y frescos patios internos. Afuera, alrededor de fogones, se puede disfrutar de excelentes asados mientras se escucha chamamé, música propia del litoral. Pero, además, cuenta con la figura de la Virgen de Itatí, patrona de la provincia, entre tantas otras veneraciones religiosas, propias de los correntinos. Todos los 16 de julio, miles de fieles peregrinan hasta la Basílica de Itatí para conmemorar su coronación. Por otro lado, existe también la veneración a santos paganos, como el Gauchito Gil. En Mercedes, el lugar donde fue asesinado, se ha levantado un santuario en su nombre.

 

tr_7.jpg

 

La cultura gastronómica correntina también está marcada por una fuerte identidad propia. Asados de cordero, guisos de campo, pescados de río hechos a las brasas, chipás guaraníes, dulces regionales. La provincia tiene una variada y exquisita gama de platos típicos. Además, en Corrientes se ubica el Establecimiento Las Marías, donde se puede conocer el proceso de elaboración de la yerba mate, rodeado de grandiosos paisajes.

 

soy-y-playa_1.jpg

 

Mirá también

Cuatro pueblos en las sierras cordobesas

 

Para el verano, Corrientes cuenta con dos opciones totalmente atractivas para los turistas: sus playas y el carnaval. Los ríos Paraná y Uruguay forman extensas costas y lagunas, con arenas claras y clima subtropical. Cada río tiene con un circuito propio que se puede aprovechar para realizar todo tipo de actividades acuáticas, o simplemente descansar al sol. Y en cuanto al carnaval, Corrientes se transforma en una muestra de lujo, pasión y diversión. Durante enero y febrero, el carnaval avanza desde una punta a la otra de la provincia, pasando por veinte localidades que se ubican sobre el Río Uruguay. Diseño, bordados, lujos, grandes espaldares, surdo y redoblantes, se convierten en una fiesta de día y de noche para miles de turistas.

 

carnaval_1.jpg

 

La coronación de la belleza correntina se halla en los Esteros del Iberá, o agua brillante en guaraní, ubicados en el Parque Iberá. Antiguos cauces del Río Paraná forman una red de humedales, esteros, lagunas, bañados, que son admirables a la vista y al corazón. El ambiente natural y protegido permite la vivencia de ciervos, carpinchos, zorros, tatú mulita, aguará guazú, entre otra enorme variedad de especies. El contacto con esta naturaleza es posible por medio de canoas o lanchas, cabalgatas, safaris fotográficos, trekking, ciclismo, o paseos en carro. Los esteros son realmente un mimo al alma.

 

parque-ibera_11.jpg

#205