Micronesia, playas de ensueño a pura naturaleza

Lunes, 28 de Enero de 2019 - 06:59 hs

Viajar a los Estados Federales de Micronesia es un país del océano Pacífico en el que viven más de 100.000 personas y con una extensión de 700 km cuadrados. Su idioma es el inglés, y una serie de lenguas menores prácticamente desconocidas en otras partes del mundo. Se independizaron de Estados Unidos en 1979.

 

Estas tierras están habitadas desde hace 4.000 años por una antigua cultura micronesia que, además, desembarcó en muchas más islas de todo el continente oceánico. Los primeros colonos fueron los portugueses buscando especias, luego acudieron españoles que acabaron vendiéndoselas a Alemania. Japón se hizo con ellas tras la I Guerra Mundial pero tras la II Guerra Mundial, EEUU consiguió la administración del país.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Son 607 las islas conforman los Estados Federales de Micronesia y de dividen en cuatro estados que las aglutinan: Yap, Chuuk, Kosrae y Pohpei, dónde está la capital Palikir. Atolones, arrecifes de coral y antiguos volcanes conforman una geografía sin grandes latitudes y a pocos metros del nivel del mar, en lo que antes de las conocía como las Islas Carolinas.

 

Su clima es tropical dónde las altas temperaturas se repiten durante todo el año. A diferencia de otros países vecinos, ha desarrollado un turismo basado en sus playas de ensueño, su valorada naturaleza y la práctica de deportes acuáticos tales como el buceo. Sin embargo, este aún no está lo suficientemente avanzado como para ser considerado de gran escala.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

La pesca, la filatelia, la agricultura de subsistencia y cierta importancia del fosfato son sus claves económicas. Sin embargo, la verdadera ayuda monetaria viene de la mano de EEUU con el cual aún está libremente asociado. Sus habitantes suelen emigrar a países asiáticos como China o a los mismos EEUU en busca de una vida mejor con más posibilidades. Se caracteriza también por haber conservado una gran tradición cultural de bailes y música tradicionales que han sobrevivido al paso de los años.

 

Mirá también

Papúa Nueva Guinea está de moda

 

Su capital, Palikir, tiene más de 6.000 habitantes, y es una de las pocas ciudades de la isla -por no decir la única- que ha desarrollado una infraestructura turística con establecimientos y lugares de ocio para los lugareños y visitantes. Protestantes y católicos son igualmente numerosos, como en todo el resto del país.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

A la hora de ir de compras por este país, podemos adquirir típicos objetos como, por ejemplo, productos de madera, cestería hecha con hojas de palmera, decoración en madera. Sin embargo, se nota la afluencia de la cultura americana en los souvenirs de la isla.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Alguno de los lugares más interesantes que visitar son las cuevas de Pohnpei, la ciudad de piedra de Nan Madol, los bellos islotes de Chuuk Lagon, Sunken Wrecks, los túneles japoneses de la II Guerra Mundial en diferentes puntos del país aún considerados, Hiroshi´s Point, Lelu Hil, la impresionante roca Sokehs, el lago Kepirohi, la antigua ciudad de Kolonia, el lago Truk, Kuop, el instituto de arte étnico de Micronesia, las piedras de dinero, la iglesia de san Jose, Sunset Park o el lago Kayak, entre otros.

 

Viajar a los Estados Federados de Micronesia es probar su gastronomía, basada fundamentalmente en el pescado a gran escala. También la fruta del pan, pollo, bananas, cerdo... el pollo a la micronesia o el oppot con cerdo, fruta de pan y banana son sus platos principales. La bebida más tradicional es el sakau, con raíces de pimienta, también el achi a base de coco. Y, como no, los zumos tropicales.

 

Image and video hosting by TinyPic

#455