Vacaciones en la nieve: Tips para cuidar la piel del sol

Martes, 23 de Abril de 2019 - 07:02 hs

No dejes que el sol condicione tus vacaciones en la nieve. Aprovecha los días al aire libre para descansar, ejercitarte y compartir con familia y amigos, sin preocuparte por las incidencias de los rayos sobre tu piel.

 

Solo debes prepararte para prevenir percances, pues la exposición al frío combinada con el sol, causa estragos que afectan directamente la dermis. Suma el sometimiento a calefacciones y la humedad del ambiente, para obtener como resultado sensibilidad, envejecimiento, sequedad y tirantez: todo lo que no queremos.

 

Un 80% de los rayos ultravioleta son reflejados por la nieve, de ahí la importancia de anticiparse con ciertas medidas a lo que pudiera suceder si quedamos totalmente expuestos a las inclemencias del sol y el frío.

 

Esta asesoría exprés de Nu Skin servirá para que te cuides cuando te expongas al sol en la nieve.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

RESGUARDA LA PIEL DEL FRÍO Y EL SOL

 

Alta protección: Por lo menos 20 minutos antes de salir aplica protector solar del índice más alto, pues no quemarás la piel y prevendrás el fotoenvejecimiento. Aunque el día aparente nublado, usa el filtro ya que el sol igual hace de las suyas. Procura que sea resistente al agua, para que el sudor no le reste efecto.

 

Ponte la ropa adecuada: Gorros y guantes no pueden faltar, así como el equipamiento de montaña. Los calcetines y ropa interior adecuada aportan a la protección. No basta una simple chaqueta para practicar actividades al aire libre.

 

Bebe suficiente agua: En la nieve o donde sea, el líquido es fundamental para hidratar el cuerpo. Además, el agua de piscinas termales aporta minerales  con efectos antiinflamatorios para la piel, luego de estar expuestos a la nieve, así que no dudes en cerrar el día con un baño en estas.

 

Cremas reconfortantes: Hablamos de esas que alivian e hidratan, para evitar el envejecimiento cutáneo. Los vientos y temperaturas bajas resecan, por lo que durante la estadía conviene aplicarse una crema cargada en activos que hidraten intensamente y calmen la tirantez que suele producirse en los climas fríos.

 

Repara la piel: Los cuidados no son únicamente mientras estamos en la nieve y el sol. Las lociones, emulsiones o sérum reparadores revitalizan tras el sometimiento constante a las heladas.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Limpia el rostro: Estés en zonas de calor o frío, igualmente la piel acumula residuos que absorbe del medio ambiente. Limpia tu rostro para deshacerte de las impurezas y liberar las toxinas. La idea es que los poros se oxigenen y la dermis alcance su equilibrio, retirando capas de células muertas.

 

Presta atención a áreas delicadas: Nariz, pómulos, ojos y orejas se resecan con mayor rapidez; especialmente con los labios hay que ser cuidadosos, porque se agrieta, pueden doler y sangrar. Siempre unta un protector labial.

 

Utiliza gafas: Los lentes de sol con filtro son buenos para cuidar la vista de las incidencias de los rayos UV. No olvides llevarlos cuando vayas a esquiar, practicar cualquier otro deporte o actividad en la nieve. En esta se reflejan con fuerza los rayos del sol. Se recomiendan gafas polarizadas para que las corneas no terminen perjudicadas.

 

Presta atención a las horas: Hay momentos del día en que la piel sufre menos por la exposición solar y al viento. Las horas sugeridas para no exponerse según expertos son de 11:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. Sin embargo, cualquiera que el tiempo que elijas siempre lleva la indumentaria adecuada.

 

Siguiendo estos consejos podrás disfrutar de vacaciones en la nieve sin preocuparte por las secuelas de estar expuesto al sol y al frío.

 

¡Aplícalos y olvídate de las quemaduras o estragos en la piel!

#434